Switch to ADA Accessible Theme
Cerrar Menú

Accidente vs. Negligencia

Man and woman reporting damage after car accident wearing face m

Después de haber estado involucrado en un accidente automovilístico, sabe que debe determinar quién fue el responsable. Es posible que también haya escuchado el término “negligencia”. ¿Cómo influye la negligencia al determinar la responsabilidad? Y, ¿acaso el término “accidente” no sugiere que nadie hizo nada incorrecto?
Continúe leyendo para una discusión sobre la relación entre “accidentes” y el concepto legal de “negligencia”. Comuníquese con un comprometido abogado de accidentes automovilísticos en Palmdale si usted o alguien a quien aprecia ha sido lesionado en un choque automovilístico en el sur de California, en Los Ángeles o en el Valle del Antílope.

¿Qué es un “Accidente”?

Cuando dos autos colisionan involuntariamente (o un auto, o varios autos, o un auto y un árbol, etc.), lo llamamos “accidente” automovilístico. Normalmente pensamos en ello como un “accidente” siempre que nadie haya causado deliberadamente el siniestro. Merriam-Webster define un “accidente” como “un evento repentino (como un choque) que no está planeado ni previsto y que causa daño o lesión” o como “un evento que ocurre por casualidad”.
Estas definiciones casi sugieren que nadie debería ser responsable de un accidente automovilístico porque nadie tenía la intención de que ocurriera el accidente. Sin embargo, bajo la ley, una parte puede ser responsable de lesiones personales, como una lesión causada en un choque automovilístico, independientemente de si pretendían que ocurriera el accidente. La cuestión de la responsabilidad se centra en lo que hicieron o pretendían hacer y si su comportamiento constituyó negligencia.

¿Qué Significa “Negligencia”?

El hecho de que haya ocurrido un accidente no implica inmediatamente que alguien fue o no fue “negligente”. La negligencia es un término legal que se refiere a un estado mental particular. En la ley, varios estados mentales reflejan diferentes niveles de culpabilidad, incluida la negligencia, la grave negligencia, la imprudencia y el comportamiento intencional o malicioso. Para condenar a un asesino por homicidio en California, por ejemplo, la fiscalía tendría que demostrar que el acusado intencionalmente (de forma deliberada y voluntaria) mató a la víctima (si su plan fue “premeditado”, sería un homicidio en primer grado).
Demostrar negligencia es una carga mucho menor que superar, pero requiere probar que el acusado hizo algo incorrecto. Típicamente, la negligencia se define como una desviación del estándar normal de cuidado que se esperaría que una persona razonable empleara en circunstancias similares. (El Código Civil de California se refiere a la responsabilidad por lesiones personales por no ejercer “cuidado o habilidad ordinarios en la gestión de su propiedad o persona”). Para probar que alguien fue responsable de un accidente automovilístico, por ejemplo, el demandante no necesita demostrar que el acusado causó intencionadamente el accidente. En cambio, el demandante solo necesita mostrar que el acusado hizo algo que evidenciaba una falta de cuidado razonable hacia otras personas, es decir, que actuó con negligencia, y que esa negligencia contribuyó al accidente.

A menudo, es evidente que alguien fue al menos negligente. Conducir bajo los efectos del alcohol muestra al menos negligencia (de hecho, mucho más que negligencia) porque está muy fuera de lo que esperamos que los conductores razonables hagan. Por lo general, los tribunales también asumen que es irrazonable violar las leyes de tránsito y seguridad; exceder la velocidad, no detenerse en una señal de alto o enviar mensajes de texto mientras se conduce demuestran una falta de cuidado razonable, evidenciando al menos negligencia.

En otros casos, sin embargo, no está claro que alguien haya sido negligente. Si un rayo golpea un árbol cercano, que repentinamente y sin previo aviso se derrumba sobre un auto, provocando que colisione con otro, podríamos llamarlo un “acto de Dios”. Acto de Dios es otra forma de decir un verdadero “accidente”, es decir, algo que verdaderamente sucedió de manera inesperada e involuntaria, aunque todas las partes involucradas estuvieran ejerciendo la debida precaución. En tal caso, cada parte lesionada podría ser verdaderamente responsable de sus propios daños.

Sin embargo, en la realidad, la vasta mayoría de los choques automovilísticos ocurren porque alguien en algún punto fue al menos negligente, ya sea uno de los conductores, un peatón, un fabricante de piezas de automóviles o incluso la ciudad que diseñó la intersección. El trabajo de un abogado de lesiones personales es descubrir quién fue negligente y vincular esa negligencia al accidente y las lesiones resultantes.

Si usted o un ser querido ha sido herido o ha fallecido en un accidente automovilístico en el sur de California, hable con un abogado de accidentes de tráfico de Palmdale, dedicado y meticuloso, sobre la posibilidad de presentar una reclamación por daños llamando al Kistler Law Firm al 661-206-6990.

Facebook Twitter LinkedIn
Programe su Consulta Gratuita
Pase por aquí para una consulta gratuita. Estamos convenientemente ubicados en la calle 11 Oeste, justo al lado de la salida de la Avenida N en la autopista 14.
Kistler Law
Campo Obligatorio
protegido por reCAPTCHA Privacidad - Términos