Cerrar Menú

Consejos de Seguridad para el Verano en y alrededor de la Piscina

Mother-with-her-son-in-a-pool[1]

El verano es una época excelente para entrar en la piscina y refrescarse, pero es importante considerar los riesgos involucrados, tanto para adultos como para niños. Ya sea que visite una piscina pública, una piscina en la casa de amigos o tenga su propia piscina, infórmese más sobre los riesgos alrededor de las piscinas y las maneras de prevenir lesiones en la piscina.

El ahogamiento sigue siendo una de las principales causas de muerte para todos los estadounidenses, pero es aún más amenazante para los niños. Cada día, un promedio de diez personas mueren en accidentes por ahogamiento, y dos de ellas son niños. La tasa de ahogamiento más alta es entre niños de 1 a 4 años, quienes tienen la edad suficiente para moverse hacia un cuerpo de agua pero aún no saben nadar. El ahogamiento es la causa número uno de muerte para niños de esta edad, aparte de los defectos de nacimiento.

Sin embargo, no todas las personas que se lesionan en un accidente en la piscina se ahogan. Por cada niño que se ahoga, otros cinco reciben lesiones por inmersión que los llevan a la sala de emergencias. La mitad de todos aquellos que necesitan atención de emergencia por lesiones por inmersión deben pasar tiempo adicional en el hospital o buscar tratamiento médico en otro lugar. Las lesiones graves por inmersión pueden incluir daño cerebral severo, discapacidades de aprendizaje y una pérdida de funcionalidad que puede dejar a las víctimas en un estado vegetativo permanente. Además del ahogamiento, las lesiones comunes causadas por piscinas incluyen lesiones de columna y cuello por zambullidas, y lesiones causadas por resbalones y caídas cuando los materiales usados alrededor de la piscina se vuelven resbaladizos con agua.

Si usted es propietario de una piscina, asegúrese de que su piscina esté asegurada en todo momento y que sepa cómo prevenir lesiones comunes. En California, las piscinas residenciales están sujetas a muchas regulaciones estatales, y los propietarios que no cumplen con estas leyes pueden enfrentar responsabilidad si los invitados se lesionan en su propiedad. Los propietarios de una piscina deben asegurarse de que su piscina esté rodeada por muros o una valla de al menos cuatro pies de altura. Tenga una puerta con cerrojo automático, con una cerradura que los niños no puedan alcanzar ni abrir. Muchos accidentes en piscinas ocurren cuando los nadadores se zambullen en agua demasiado somera donde no se indica la profundidad de la piscina, por lo tanto, asegúrese de usar señalización que indique la profundidad de la piscina. Muchos adultos sufren lesiones en piscinas después de consumir alcohol, así que anime a sus invitados a ser responsables con la bebida alrededor de la piscina. Utilice una cubierta adecuada en los desagües de la piscina. Si el desagüe está cubierto de manera inadecuada, puede arrastrar a nadadores pequeños bajo el agua con un tirón similar al de un vacío. Los propietarios de piscinas también deberían considerar aprender RCP, para estar preparados en caso de que ocurra un accidente.

Si usted o alguien que ama ha sido lesionado en un accidente en una piscina de California, busque el dinero que merece por sus lesiones y costos resultantes contactando al compasivo y conocedor abogado de lesiones personales de Palmdale, Paul Kistler, para una consulta sobre su caso, al 661-206-6990.

Facebook Twitter LinkedIn
Programe su Consulta Gratuita
Pase por aquí para una consulta gratuita. Estamos convenientemente ubicados en la calle 11 Oeste, justo al lado de la salida de la Avenida N en la autopista 14.
Kistler Law
Campo Obligatorio
protegido por reCAPTCHA Privacidad - Términos