Switch to ADA Accessible Theme
Cerrar Menú

¿Cuándo se Considera que Su Automóvil es una “Pérdida Total”?

Roll Over SUV

Después de un accidente automovilístico, generalmente es necesario reparar su automóvil. Su seguro de auto cubrirá el costo de las reparaciones, o usted puede obtener compensación de otro conductor (y/o su seguro) si ese conductor fue el responsable del accidente. Pero, ¿qué ocurre cuando su automóvil está tan dañado que básicamente no puede ser conducido? ¿Debe usted esperar a que se realice un conjunto completo de reparaciones y luego conducir lo que es, esencialmente, un vehículo restaurado? ¿Cuándo puede considerar el daño tan grave que simplemente se le debería proporcionar un automóvil nuevo?

Continúe leyendo para aprender cuándo se considerará que su automóvil es una “pérdida total” después de un accidente en California y qué significa esto para usted. Si ha tenido un accidente causado por un conductor negligente en el sur de California, contacte a un experimentado abogado de accidentes de tráfico en Palmdale para recibir asesoramiento y ayuda.

Cuando un Automóvil es Considerado “Pérdida Total”

En California, su automóvil se considerará “pérdida total” cuando el valor real en efectivo del vehículo sea menor o igual al costo de las reparaciones más el valor de salvamento. El “valor real” se refiere al valor estimado del vehículo justo antes del accidente. El valor del vehículo será determinado por varios factores, incluyendo la condición del automóvil, el kilometraje, los daños, marca, modelo, edad, opciones, entre otros.

El valor de salvamento se refiere al valor del vehículo después del accidente en su estado dañado. Este valor se calcula en función de cuánto cree la compañía de seguros que podría obtener vendiendo el automóvil después del siniestro. Por lo general, si el automóvil está totalmente dañado o casi dañado, el valor de salvamento será relativamente bajo. Algunas partes, si no están completamente dañadas, podrían tener un valor de salvamento y ser vendidas.

El costo de las reparaciones se refiere al costo necesario para reparar el vehículo hasta el punto de que pueda funcionar nuevamente y ser operado de manera segura por el conductor.

La aseguradora utilizará la “fórmula de pérdida total” (TLF, por sus siglas en inglés) para determinar si el vehículo es una pérdida total. La TLF se ve así:

Costo de las Reparaciones + Valor de Salvamento Valor Real en Efectivo

Si el costo de las reparaciones más el valor de salvamento es mayor o igual al valor real en efectivo del vehículo, entonces el automóvil se considera una pérdida total. Si el valor real en efectivo es mayor que el costo de las reparaciones más el valor de salvamento, entonces la aseguradora declarará que el automóvil no es una pérdida total y pagará por las reparaciones en lugar de pagar el valor en efectivo.

Por ejemplo: el automóvil del conductor A vale $10,000.00. Después de un grave accidente, el coste de reparación del automóvil será de $8,000.00. El automóvil tiene un valor de salvamento de $3,000.00. Debido a que $8,000.00 (costo de reparación) + $3,000.00 (valor de salvamento) es igual a $11,000.00, que es más que $10,000.00 (valor real en efectivo/valor previo al accidente), se considerará que el automóvil es una pérdida total.

Dicho de otra manera, la pregunta es: ¿Qué le costará más dinero a la aseguradora? Para reparar el automóvil del conductor A, tendrán que gastar $8,000.00. Si declaran que el automóvil es una pérdida total, tendrán que pagar al conductor A $10,000.00, pero pueden vender el salvamento por $3,000.00, lo que les deja una pérdida neta de $7,000.00. Por lo tanto, reparar el automóvil es más caro ($8,000.00) que pagar el costo del automóvil y vender el salvamento ($7,000.00).

¿Por Qué Importa si el Vehículo es Considerado una Pérdida Total?

Si la compañía de seguros acuerda que su automóvil es una pérdida total, entonces, en lugar de pagar por el costo de las reparaciones, le pagarán el valor real en efectivo del vehículo (el valor del automóvil antes del accidente). Usted puede entonces usar el dinero del seguro para comprar un nuevo vehículo, en lugar de esperar las reparaciones y conducir el vehículo restaurado.

Muchos conductores preferirían obtener un nuevo automóvil (nuevo, usado, alquiler, etc.) en lugar de conducir un vehículo que técnicamente funciona, pero que tiene la apariencia y operatividad de un coche que ha sido reparado desde cero. Otros conductores preferirían que se repare su automóvil actual, en lugar de verse obligados a comprar uno nuevo. Dependiendo de sus deseos y el estado de su vehículo, es posible que tenga que negociar con la aseguradora de una forma u otra.

Si usted o alguien a quien estima ha sido herido o ha fallecido en un accidente automovilístico en el sur de California, hable con un abogado de accidentes de tráfico en Palmdale, competente y persistente, sobre la posibilidad de presentar una reclamación por daños y perjuicios. Comuníquese con el bufete de abogados Kistler al 661-206-6990.

Facebook Twitter LinkedIn
Programe su Consulta Gratuita
Pase por aquí para una consulta gratuita. Estamos convenientemente ubicados en la calle 11 Oeste, justo al lado de la salida de la Avenida N en la autopista 14.
Kistler Law
Campo Obligatorio
protegido por reCAPTCHA Privacidad - Términos