Switch to ADA Accessible Theme
Cerrar Menú

No Confíe en el “Cazador de Ambulancias” que se Presenta en la Escena de Su Accidente Automovilístico O en Su Cama de Hospital

Terminal patient talking with notary

Algunas personas tienen una percepción negativa de los abogados de lesiones personales. Desprecian a los “cazadores de ambulancias” que hostigan a las víctimas de accidentes para obtener dinero rápidamente. Estas percepciones están basadas en gran medida en la conducta de unos pocos malos actores. Se requiere que los abogados cumplan con ciertos códigos de ética y conducta profesional. Una de esas reglas prohíbe a los abogados presentarse en lugares de accidentes o habitaciones de hospitales para solicitar negocios. Lamentablemente, no todos los abogados respetan ese código y hay personas sin escrúpulos que intentan aprovecharse de las personas en sus momentos más vulnerables. Muchas veces, esos abogados ni siquiera son de la zona.

Continúe leyendo para una discusión sobre estas repudiables prácticas y qué tener en cuenta si usted sufre un accidente automovilístico. Si ha tenido un accidente, investigue y contacte a un experimentado y profesional abogado de accidentes de tráfico de California del Sur que tenga en cuenta sus mejores intereses.

Abogados inescrupulosos usan “intermediarios” para acechar a las víctimas de accidentes

Aunque la mayoría de los abogados hacen lo mejor para representar a sus clientes con integridad y celo, hay algunos malos actores. Hay una práctica que ha llegado a ser, lamentablemente, común en California del Sur y otros lugares. Abogados sin escrúpulos contratan a cazadores de ambulancias profesionales para perseguir a las víctimas de accidentes con el fin de generar negocios.
Estos bufetes de abogados contratan a personas a las que se les llama alternativamente “intermediarios”, “solicitantes” o “captadores” para escuchar la radio de la policía y otras fuentes de información sobre accidentes. Cuando el intermediario escucha acerca de un accidente en las noticias, en el escáner policial o en un escáner de vehículo de emergencia, se dirige inmediatamente al lugar e intenta solicitar el negocio de la víctima. Le dirán a la víctima del accidente que conocen a un abogado que puede ayudarles, y hasta podrían ofrecer llevar a la víctima a un consultorio médico específico para ser examinado.

El intermediario recibe unos cientos de dólares por cada “cliente” que refieren al bufete de abogados. Pueden usar uno de muchos esquemas para convencer a la víctima de contratar al bufete, por ejemplo:

  • Afirmar ser un “testigo” del accidente y actuar como si simplemente conocieran a un buen abogado, ofreciendo consejo legal;
  • Prometer a la víctima una significativa indemnización financiera si contratan a este bufete para su caso de lesión personal, con el fin de coaccionar a la víctima para que firme un acuerdo o retención sin consideración;
  • Llamar a una grúa o pretender ayudar de otra manera para ganarse la confianza de la víctima;
  • Enviar múltiples cartas no solicitadas a las víctimas de accidentes para solicitar su negocio.

Estos mismos bufetes y sus intermediarios también podrían obtener referencias de “informantes”. Pueden pagar a oficiales de policía, socorristas, conductores de grúas o personal del hospital para que informen a sus intermediarios acerca de las víctimas de accidentes. El intermediario luego se dirige al lugar del accidente, a la habitación del hospital de la víctima o a la casa de la víctima para solicitar negocios. Incluso si solo llegan a recopilar la dirección de la víctima para enviarle correspondencia no deseada, sigue siendo un acto no ético.
Cualquier bufete que envíe intermediarios a una escena de accidente o habitación de hospital para hostigar a una víctima y solicitar su negocio debería ser considerado sospechoso. Ya están violando flagrantemente las reglas de ética y la ley de California al enviar a un intermediario, lo que demuestra su falta de compromiso con la integridad profesional. No tienen en cuenta los mejores intereses de sus clientes, centrándose en atrapar a la víctima para representarla cuando están en su momento más vulnerable.

Si le abordan un intermediario, no caiga en la trampa. Podría incluso considerar denunciar al abogado por una violación ética. En lugar de contratar a alguien que solicita su negocio de manera indebida, realice su propia investigación, hable con sus amigos, familiares y conexiones profesionales, y encuentre un abogado especializado en lesiones en quien pueda confiar.
Si usted o alguien a quien estima ha sido herido o fallecido en un accidente automovilístico en el sur de California, consulte a un abogado profesional y compasivo de accidentes de tráfico de Palmdale acerca de presentar una reclamación por daños. Llame a la firma de abogados Kistler al 661-206-6990.

Facebook Twitter LinkedIn
Programe su Consulta Gratuita
Pase por aquí para una consulta gratuita. Estamos convenientemente ubicados en la calle 11 Oeste, justo al lado de la salida de la Avenida N en la autopista 14.
Kistler Law
Campo Obligatorio
protegido por reCAPTCHA Privacidad - Términos